Réquiem Archive

Avatar
CH4

Foto: Marco Berggreve/ Fuente: www.hogwood.org

Christopher Hogwood falleció el día de ayer en su casa de Cambridge a la edad de 73 años. El músico británico fue uno de los responsables de impulsar una nueva forma de entender e interpretar el repertorio barroco y clásico en el Reino Unido.

Fue alumno de Rafael Puyana, Mary Pott, Zuzana Růžičková y Gustav Leonhardt con quienes se formó como clavecinista. Como director trabajó para algunas de las más destacadas orquestas y casas de ópera en el mundo. Su prolífica carrera lo llevó a ser conocido como el von Karajan de la música antigua.

Hogwood siempre se esforzó por recrear las intenciones de los compositores en cuanto a la notación e interpretación de sus obras. Además de ser un referente obligado en la ejecución de la música antigua, fue igualmente apasionado del repertorio de los siglos XIX y XX. De manera particular, apreciaba las obras del romanticismo temprano y el neoclasicismo que abordaba con el mismo rigor que a Händel  o Mozart.

En 1973 fundó su propia agrupación: The Academy of Ancient Music  que pronto se posicionó como una de las orquestas más importantes en el ámbito de la interpretación histórica. Durante 30 años al frente del ensamble, dirigió conciertos en los 5 continentes y grabó más de 200 discos, entre los que destaca el primer registro de la integral de sinfonías de Mozart con instrumentos de época.

Fue miembro fundador del Early Music Consort e integrante de la Academy of St Martin in the Fields. También desempeñó el cargo de director artistico del King’s Lynn Festival y la Händel and Haydn Society de Boston. De igual forma, se desempeñó como director huésped principal de Kammerorchester de Basilea y, de 1988 a 1992, estuvo al frente de la Saint Paul Chamber Orchestra de Minessota.

Entre sus grabaciones imprescindibles , además de la ya referida integral de sinfonías de Mozart, se encuentran el Mesías de Händel (1980) con Emma Kirkby y su versión de Las cuatro estaciones de Vivaldi.

Redacción
Carlo Bergonzi

Carlo Bergonzi

Carlo Bergonzi, uno de los más grandes tenores italianos, falleció el sábado 26 de julio a los 90 años de edad. El cantante, asociado principalmente a la música de Verdi, recibió el premio a trayectoria Gramophone en el año 2000.

Estudió como barítono en los conservatorios de Parma y Boito. Durante la guerra fue prisionero alemán. Como barítono debutó en el papel de Fígaro en la ópera de Rossini. También llegó a interpretar otros papeles para esa tesitura como Rigoletto, Germont (La Traviata), Marcello (Bohème) y Belcore (L’elisir d’amore).

Emergió como tenor en 1951 en el papel de Andrea Chenier en Bari. En 1951, conmemorando los 50 años de la muerte de Verdi, participó en varias de sus óperas tempranas. Debutó en La Scala en 1953 en la premiere de Mas’Aniello de Jacopo Napoli. En los años siguientes debutó en muchas más sedes importantes como Chicago, Filadelfia y Londres Tras retirarse Bergonzi continuó enseñando, llevando a cabo una competencia de canto de Verdi y administrando un hotel en Bussetto.

Redacción

RodFranks

Rod Franks, trompetista principal de la Orquesta Sinfónica de Londres, falleció en un accidente automovilístico la noche del domingo. El anuncio fue hecho por la propia orquesta que explicó que el músico regresaba a casa después de asisitir al Abierto de golf en Hoylake en la ciudad de Liverpool.

Franks ocupaba el asiento de copiloto cuando el auto en el que viajaba se vio
involucrado en un percance en el participaron otros vehículos. El conductor, un amigo de la familia, sobrevivió al accidente.

El músico de 58 años, fungió como primer trompetista del ensamble por más de 25 años, además de dar clases en el Royal Northern College of Music, la Guildhall School of Music y la Royal Academy of Music. Recientemente había solicitado dejar su posición como primer atrilista. DEP.