Carlo Bergonzi Archive

Redacción
La violinista Alena Baeva / Foto: Pascal Gerard / Fuente: www.alenabaeva.com

La violinista Alena Baeva / Foto: Pascal Gerard / Fuente: www.alenabaeva.com

El Stradivarius “Molitor”, que ha sido tocado en el pasado por Elmar Oliveira y Anne-Akiko Meyers, le será dado en préstamo a la virtuosa Alena Baeva por el dueño del instrumento, el oligarca Maxim Viktorov. La violinista rusa podrá utilizar el instrumento a lo largo de un año.

Victorov tiene una colección de 10 instrumentos que incluyen el violín del laudero Carlo Bergonzi llamado “Ex-Paganini” y el “Ex-Vieuxtemps” de  Giuseppe Antonio Guarneri.

Baeva estudió en el conservatorio de Moscú y sus dos principales influencias y promotores fueron Mstislav Rostropovich y Seiji Ozawa.

Las participaciones destacadas de Baeva en la temporada 2013-2014 incluyen el recital de apertura de la sala de conciertos Mariinsky en San Petersburgo, su aparición con Yuri Bashment y la English Chamber Orchestra en el Cadogan Hall en Londres y su inclusión en el ciclo completo de sinfonías y conciertos de Shostakovich de la orquesta Mariinsky y Valery Gergiev.

 

 

Redacción
Carlo Bergonzi

Carlo Bergonzi

Carlo Bergonzi, uno de los más grandes tenores italianos, falleció el sábado 26 de julio a los 90 años de edad. El cantante, asociado principalmente a la música de Verdi, recibió el premio a trayectoria Gramophone en el año 2000.

Estudió como barítono en los conservatorios de Parma y Boito. Durante la guerra fue prisionero alemán. Como barítono debutó en el papel de Fígaro en la ópera de Rossini. También llegó a interpretar otros papeles para esa tesitura como Rigoletto, Germont (La Traviata), Marcello (Bohème) y Belcore (L’elisir d’amore).

Emergió como tenor en 1951 en el papel de Andrea Chenier en Bari. En 1951, conmemorando los 50 años de la muerte de Verdi, participó en varias de sus óperas tempranas. Debutó en La Scala en 1953 en la premiere de Mas’Aniello de Jacopo Napoli. En los años siguientes debutó en muchas más sedes importantes como Chicago, Filadelfia y Londres Tras retirarse Bergonzi continuó enseñando, llevando a cabo una competencia de canto de Verdi y administrando un hotel en Bussetto.