Philip K. Dick

Philip K. Dick

Uno de los encantos de la ciencia ficción es que en ocasiones los escritores logran vislumbrar a través de sus historias un poco del futuro. Los ejemplos son muchos: los viajes a la luna, los submarinos y helicópteros imaginados por Julio Verne, las armas químicas relatadas en La guerra de los mundos de Herbert George Wells, la telepantalla vigilante mencionada por George Orwell en la aterradora 1984. De este lado del Atlántico el género también ha tenido grandes exponentes. Uno de mis favoritos es el prolífico Philip K. Dick; prolífico en matrimonios con cinco y también en novelas (más de 40). Tan solo entre 1963 y 1964 se dice que escribió 11 de ellas. Es difícil determinar si la cifra es exacta o si en realidad está inflamada por la leyenda y el aprecio de sus seguidores. Lo que es un hecho es que el opus novelístico de Dick, aún para el género de ciencia ficción, es impresionante, sobre todo si consideramos que el escritor murió en 1982, a la edad de 53 años, y que desde 1974 empezó a padecer severas crisis psicóticas.

Read more…