Kent Nagano advirtió, en una entrevista realizada recientemente por el diario austriaco Kurier, que la música esta sufriendo un lento deterioro.

De acuerdo al director angloamericano de origen japonés, la escena de la música de concierto ha cambiado mucho en las últimas dos décadas. Para el gran público, la música clásica se ha convertido en algo elitista y complicado, algo que pertence al pasado y representa sólo el gusto de las clases sociales más altas.

Nagano considera que  las causas de esta situación son claras: la caída en las ventas de la música grabada y la disminusión de los presupuestos destinados a las orquestas y casas de ópera que han llevado al cierre o fusión de algunas de ellas. Además, la música ha desaparecido de los planes de estudios de las escuelas y está poco presente en las televisoras y radiodifusoras.

Nagano dirige desde 2006 a la Orquesta Sinfónica de Montreal. Además funge como huésped principal y asesor artístico de la Sinfónica de Gotemburgo. Durante 2015 tomará el cargo de Director Musical de la Ópera y Orquesta Filarmónica Estatal de Hamburgo.